Coks Feenstra

Inicio

Biografía

Libros

Publicaciones

Conferencias

Preguntas y respuestas

Contacto

- Temas -


- Búsqueda -

Busca mediante las palabras claves el tema de tu interés:
Jabones Beltrán

Publicaciones

LA LACTANCIA MATERNA EN CASO DE ADOPCIÓN

LA LACTANCIA MATERNA EN CASO DE ADOPCIÓN

Algunas madres han probado dar el pecho a sus bebés adoptados y ¡la experiencia ha sido muy gratificante!

Algunas madres han probado dar el pecho a sus bebés adoptados y ¡la experiencia ha sido muy gratificante!

Nos lo cuenta Susana, residente en Tarragona y madre de una niña de 13 meses de la Colombia: ‘Durante el periodo de espera leí sobre la posibilidad de darle el pecho a mi bebé adoptado. Me puse en contacto con varios grupos de apoyo a la lactancia materna para informarme. Alba, la asociación pro lactancia de Cataluña, me ayudó bastante. Seguí sus consejos y empecé con la estimulación de la leche mediante un sacaleches o manualmente unas tres semanas antes de recoger a mi hija. Dolía bastante, pero funcionaba, ya que me salía algo de leche. Y cuando me la dieron (la recogimos en su país) con sólo 4 días, pude empezar enseguida con la lactancia. Ella se cogió muy bien al pecho; se notaba que lo quería y fue, por lo tanto, ella la que me ayudó. No hubo ningún problema, fue algo natural. Como al principio no tenía mucha leche, utilicé el sistema SNS (sistema nutricional suplementario), también llamado el relactador. Se trata de un aparato con un recipiente en el que se introduce la leche de fórmula y que cuenta con un pequeño y flexible conducto. El final del conducto se pega al pezón del pecho, de forma que, al tiempo que el bebé mamá, recibe leche, tanto del pecho (poco al principio) como del recipiente. De este modo el bebé recibe todos los nutrientes necesarios, al mismo tiempo que la succión del bebé hace que se estimule la producción de leche. Lo seguí utilizando hasta el final de la lactancia, que fue hacia los 5 meses y medio. Una vez que empecé con las papillas, la cantidad de leche disminuyó. Me parecía un buen momento para dejarlo. Pero estoy muy contenta de haberla podido dar mi pecho. Ella es muy sana, crece bien, es alegre y guapísima y lo de darle el pecho lo viví como un premio adicional. También es muy bueno para el vínculo. Tenerla contra mi pecho, con su tez algo más oscura que la mía, me ha hecho sentirme muy feliz. No he podido llevarlo en mi vientre, pero sí darle mi leche’.

En un estudio americano, entre 240 madres adoptivas, se demostró que un 82%, al cabo de 6 semanas, consiguió la subida de leche, mediante la ayuda del SNS, tanto en madres que nunca habían estado embarazadas como en las que habían amamantado previamente a un hijo biológico. Las cantidades eran muy variadas: de unas pocas gotas hasta cubrir casi totalmente la demanda del bebé. No se recurrió a medicamentos para subir la leche, porque éstos pueden perjudicar al bebé, sino a métodos naturales, como tomar muchos líquidos (zumos, leche, infusiones) y al truco de ponerle al pecho con mucha frecuencia. La lactancia materna no sólo le ayuda en el ámbito fisiológico (aumenta las defensas del bebé), sino crea un íntimo vínculo entre la madre y su hijo, lo cual en caso de una adopción cobra mayor importancia.

Más información:

Medela: información al cliente 93/ 588 85 45 (es la casa que comercializa el SNS)

Barcelona Alba, Lactancia Materna, Tel. 616 466 844

También puedes buscar información en las diferentes sedes de la Liga de la Leche



[ mas artículos sobre Embarazo y Lactancia ]

BabyBjörn
Coks Feenstra - Psicóloga Infantil

design by Gissel Enriquez - development by Jeronimo Design