Coks Feenstra

Inicio

Biografía

Libros

Publicaciones

Conferencias

Preguntas y respuestas

Contacto

- Temas -


- Búsqueda -

Busca mediante las palabras claves el tema de tu interés:
Jabones Beltrán

Publicaciones

LA COMPETITIVIDAD ENTRE LOS GEMELOS ¿QUÉ HACER?

La competitividad entre hijos de un parto múltiple puede ser vehemente. Maribel nos lo cuenta: ‘Nuestros gemelos, monozigóticos, de 6 años, compiten por todo. Esto ya empieza por la mañana ....

para comprobar quién ha dormido más. Y así siguen todo el día. Nos desespera. Sobre todo, Vicente quiere ser mejor que su hermano Joel. Se esmera en clase y rinde un poquitín mejor, también en el deporte. Su hermano es algo menos fanático. Ahora le han elegido a Vicente para un equipo de fútbol de mucha fama y a Joel no. Estas diferencias empiezan a afectarle. Se comporta mal y se rebela. Por ello le tenemos que corregir más. Nos dice que queremos más a Vicente. Por mucho que lo negamos, sigue pensándolo. ¿Qué podemos hacer?

La competitividad entre hijos de un parto múltiple puede ser vehemente. Maribel nos lo cuenta: ‘Nuestros gemelos, monozigóticos, de 6 años, compiten por todo. Esto ya empieza por la mañana ....

La competitividad es un rasgo del carácter. Unos son más competitivos que otros, pero en los gemelos hay otros dos factores más, que influyen en ello. En primer lugar, cada uno desea asegurarse del amor paterno. Lo quiere en exclusivo para sí mismo, tal como cualquier hijo. En segundo lugar, compite con el co-twin como modo de descubrirse a sí mismo: ¿quién soy? Para los gemelos monozigóticos esto no es tan fácil, porque comparten muchos rasgos. En los dizigóticos influye el hecho que puedan tener talentos muy distintos, por lo que uno adquiere con más facilidad ciertas habilidades que otro. Esto lógicamente resulta frustrante.

Teniendo en cuenta estos factores, he aquí unas pautas:

• Planea tiempo individual con cada hijo semanalmente de modo fijo. Procura que sean momentos bien instaurados en vuestra planificación semanal, de modo que cada uno sepa cuándo puede contar con vuestra plena atención. A vosotros os resultará más fácil empatizar con cada uno porque no habrá interrupciones. En este caso a Joel le ayudará a percibir que sus papás le siguen queriendo igual como a su hermano. Su madre decide ir cada miércoles con él a la biblioteca infantil, algo que le encanta y a Vicente le acompaña al entrenamiento los jueves. El papá también tiene sus actividades semanales con cada uno. Al mismo tiempo deciden que cada uno pase tiempo individual con los abuelos y otros familiares. Esto crea momentos exclusivos con los papás para el gemelo que se queda en casa.

• Anímalos a que hagan un colaje de sí mismos, un tipo de perfil de Facebook, en una cartulina grande. Cada uno dibuja sus juegos, su color, animal doméstico favoritos, pega fotos de sí mismo y otras características específicas. Esto visualiza las diferencias entre ellos.

• Cada uno tendrá áreas en que destaca. En este caso es bueno enumerar los de Joel.

• Ten en cuenta que es imposible prestarles atención en partes iguales. Cada hijo requiere otras atenciones. Esto incluso es positivo porque les ayuda a entender que son personas distintas. Por tanto, se lleva a Vicente a sus entrenamientos sin sentido de culpa, mientras a Joel se le otorga otro tipo de atención. Puede que Vicente durante un tiempo recibe más atención, porque la situación lo requiere. Esto se puede explicar a los hijos: a veces uno tiene suerte, otras veces el otro. Los padres que intentan forzosamente dividir la atención en partes iguales, consiguen el efecto contrario: sus hijos aprenden a medir la atención. Esto agrava los celos. Y cuando los hijos lo hacen (le das más a él que a mí), quítalo importancia y dile que otra vez él será el morrudo.

• Acuerda con el niño que necesita más corrección de vuestra parte, una señal o gesto para los momentos en que amenaza rebelarse. Esto evita una riña verbal. Y elogia mucho sus buenas conductas.

• Ten presente que en los monozigóticos los roles van cambiando por etapas. De momento Vicente es el dominante que suele ganarle al hermano. Pero es muy probable que en unos meses o años Joel empieza a ser el líder. Ambos están en plena evolución y sus cualidades en realidad no son muy distintas.

• Hacer comparaciones en su presencia suscita la competitividad. Por ejemplo, la frase: tu hermano ya me ayuda muy bien con las tareas. Me gustaría mucho que tú también empezaras a hacerlo, sueña para él como: mi hermano es bueno, yo no. Dile simplemente: cuánto me gustaría que me ayudaras un poco, cariño. Esto le estimulará a hacerte feliz.

El siguiente testimonio, en inglés, de la madre y autora Pamela Prindle Fierro es interesante porque explica sus trucos para sus hijas gemelas de 8 años que compiten por todo: https://www.verywellfamily.com/twin-sibling-rivalry-2447082

Coks Feenstra



[ mas artículos sobre Gemelos y trillizos ]

BabyBjörn
Coks Feenstra - Psicóloga Infantil

design by Gissel Enriquez - development by Jeronimo Design