Coks Feenstra

Inicio

Biografía

Libros

Publicaciones

Conferencias

Preguntas y respuestas

Contacto

Subscribe to our mailing list

* indicates required

- Temas -


- Búsqueda -

Busca mediante las palabras claves el tema de tu interés:
Jabones Beltrán

Publicaciones

¿SUFREN LAS MADRES DE GEMELOS DE CORTA EDAD MÁS ESTRÉS QUE OTRAS?

¿SUFREN LAS MADRES DE GEMELOS DE CORTA EDAD MÁS ESTRÉS QUE OTRAS?

En los primeros dos años de la vida las madres de gemelos sufren más estrés que las que educan a hijos únicos.

Pero, según un estudio israelí, esto cambia después de los primeros dos años, si se cumplen ciertos requisitos.

Una investigación de la Universidad Bar Ilan, Israel, en 2014, examinó el bienestar de las madres de gemelos y lo comparó con lo de madres de un solo hijo. Participaron 147 madres de gemelos y 127 madres de hijos únicos. Los niños tenían dos años.

Nuestro bienestar depende de diferentes factores, tanto internos como externos. Entre los internos está el apego, la auto-diferenciación y la autonomía. Entre los externos está la relación con la pareja, la ayuda de él y la de las abuelas.

Los niños de dos años están en plena fase de separación-individuación. Quiere decir que están descubriendo su ‘yo’. Saben que no forman parte de la mamá (la separación), ya que sienten que son una persona autónoma (individuación). Esto hace que quieran hacer muchas cosas ellos solos y que les gusta oponerse a sus mamás ya que de este modo afianzan su ‘yo’. Al mismo tiempo dependen todavía mucho de ella y la necesitan cerca. Estos sentimientos contradictorios producen rabietas y llantos y hacen que esta fase sea más agotadora que otras posteriores. Aún más para las mamás de dos pequeños torbellinos que no pocas veces se rebelan simultáneamente y que, además, refuerzan esta conducta entre sí, el así llamado ‘Síndrome de Intensificación Gemelar’.


Los factores internos
Se analizó el estilo de apego de la madre. Aquí dos elementos son cruciales: ansiedad y evasión. Las personas que puntúan bajo en ambos elementos, son más felices. Madres que puntúan alto en evasión, sufren más estrés y disfrutan menos de la maternidad. Un estilo de apego ansioso va relacionado con depresividad.

En los primeros dos años de la vida las madres de gemelos sufren más estrés que las que educan a hijos únicos. También se analizó el nivel de auto-diferenciación. Esto es el dominio sobre las emociones y la capacidad de mantener la sensación del ‘yo’ en una relación emocionalmente muy íntima, en otras palabras la madurez emocional y la independencia. Las personas que puntúan bajo en esta capacidad, pierden a sí mismas y viven una sensación de alienación. Tener un alto nivel de auto-diferenciación conlleva a un mayor grado de bienestar. La autonomía de la madre tiene que ver con su capacidad de lidiar los problemas educativos con su hijo con éxito.

Los factores externos
Se analizaba la relación con la pareja y la ayuda de las abuelas. Estudios anteriores, como Dyrdal en 2011 y Silver en 2006, ya habían demostrado que ambos factores influían positivamente en el bienestar de la madre.
Esta investigación llegó a la misma conclusión. Sentirse bien con la pareja, recibir su ayuda y la de las abuelas, benefician el bienestar materno. Pero había una conclusión sorprendente: las madres de gemelos no sufrían de por sí más estrés que las otras. Si tenían estas condiciones cubiertas (ayuda del papá y de las abuelas), no había diferencias en el bienestar de ambos grupos.
Esta es una conclusión importante que subraya la importancia de una buena relación de pareja, su ayuda y la ayuda que proporcionan las abuelas. Es sobre todo la ayuda de la propia madre la que más atribuye al bienestar materno. Según este estudio, las madres en caso de dudas recurren más a las abuelas maternas que a las suegras, aunque la ayuda de ambas es positiva.
Otros estudios, como el de Thorpe et al, 1991, concluyeron que las madres de gemelos sufrían más estrés. Seguramente se debe a que en estas investigaciones se medía el bienestar maternal en periodos más cercanos al nacimiento de los bebés. Por lo visto el estado de bienestar de la madre con el paso de los años vuelve a un estadio previo, parecido al de antes de su embarazo.
.
Por tanto, invertir tiempo en la relación de pareja y solucionar los inevitables roces es sabio, ya que aligera el día a día con los gemelos. Y, desde luego, aceptar la ayuda de las abuelas que después de los dos primeros años, ¡sigue siendo imprescindible!

Mi observación: mucho depende también de la salud de los gemelos. Si son grandes prematuros o tienen problemas físicos, el nivel de estrés sin duda es más alto. Lo más importante de este estudio, en mi opinión, es que subraya la importancia de la ayuda a la madre de gemelos, tanto del padre como de las abuelas.

Más información en:
El Gran Libro de los Gemelos
Coks Feenstra
Ediciones Médici o Amazon


Fuente:
Well-being and Distress in Mothers of Two-Year-Old Singletons and Twins, Adi Noy, MSW, Orit Taubman-Ben-Ari, Jacob Kuint, Women&Health, 54, 317-335, 2014



[ mas artículos sobre Gemelos y trillizos ]

BabyBjörn
Coks Feenstra - Psicóloga Infantil

design by Gissel Enriquez - development by Jeronimo Design