Coks Feenstra

Inicio

Biografía

Libros

Publicaciones

Conferencias

Preguntas y respuestas

Contacto

Subscribe to our mailing list

* indicates required

- Temas -


- Búsqueda -

Busca mediante las palabras claves el tema de tu interés:

Publicaciones

LOS GEMELOS: MÁS QUE HERMANOS

LOS GEMELOS: MÁS QUE HERMANOS

Los gemelos son, el uno para el otro, personas de apego.

Las relaciones gemelares son consideradas como únicas e íntimas. En la mayoría de las veces se utiliza en los estudios a los gemelos para arrojar luz sobre el debate 'nurture vs nature' (educación vs genes). La relación gemelar en sí se estudia menos.

Caroline M. Tancredy, de la Universidad Davis y R. Chris Fraley, de la Universidad de van Illinois, investigaron en 2006 específicamente la relación gemelar y concluyeron que los gemelos son el uno para el otro personas de apego, tal como lo son los padres para los hijos.

Estos psicólogos analizaron la relación gemelar dentro del concepto de la teoría del apego, como lo formuló John Bowlby en los años ’50. Y lanzaron la hipótesis que la relación gemelar tiene características de una relación de apego como la búsqueda de la proximidad, estrés por separación, ver al otro como una base segura y sólida. Los investigadores compararon la relación gemelar con la de los hermanos de parto simple. ¿Hasta qué punto este último grupo utiliza sus hermanos como personas de apego?

Los investigadores estudiaban sobre todo la relación gemelar en la edad adulta, pero sus participantes tenían entre 14 y 61 años. En la investigación participaron 30 gemelos monozigóticos (los idénticos), 32 pares de gemelos dizigóticos (los mellizos) y 928 hijos de parto sencillo con un hermano mayor o menor.

LAS FUNCIONES DE UNA RELACIÓN DE APEGO
La relación de apego tiene unas características específicas:

Los gemelos son, el uno para el otro, personas de apego. 1. Búsqueda de la persona de apego activa. Por ejemplo el niño se queda cerca de la mamá.
2. Estrés cuando hay una separación de la persona de apego. Por ejemplo, el niño llora cuando no ve a su madre.
3. La persona de apego como un puerto seguro. Cuando el niño está desconcertado o alterado, busca la persona de apego como su madre, padre, etc.
4. La persona de apego como una base de apoyo. Cuando el niño está con su madre, explora con mayor facilidad el entorno. Y personas adultas que cuentan con una pareja estable, se atreven a tomar más riesgos que otras sin este apoyo.

EL APEGO EN LAS PERSONAS DE PARTO SIMPLE
Todos tenemos en nuestra infancia varias personas de apego, como en primer lugar la mamá, a continuación el papá (o viceversa), los abuelos, los hermanos, etc. Hay una determinada jerarquía, siendo los padres los más importantes. Cuando el niño crece, su red de personas de apego se amplía hacia amigos y más adelante hacia la pareja sentimental.
Ainsworth concluyó en 1991 que los hermanos y las hermanas se convierten en personas de apego, en caso de que los padres no estén disponibles a nivel emocional (por ejemplo por depresión, problemas matrimoniales, etc.), cuando haya poca diferencia en edad o cuando compartan muchas actividades en su infancia. De este modo a veces hacerles dormir juntos puede ahuyentar los miedos nocturnos porque se sienten protegidos. También está demostrado que el ser humano se muestra más sociable hacia personas con quienes comparten los genes. Es otro motivo por el cual los hermanos se ayudan mutuamente.
Durante la edad adulta este grupo (los hijos de parto sencillo) eligen menos a los hermanos como personas de apego. La pareja sube en la jerarquía, igual como los amigos; los padres bajan, aunque las madres en el grupo de los adultos jóvenes mantienen su posición favorita. Por lo visto la madre es para cualquier ser humano una persona de apego especial.

EL APEGO EN LA RELACIÓN GEMELAR
La teoría del apego ofrece un buen marco para entender la relación gemelar. Para un gemelo el inicio de la vida es distinta a la de una persona no gemelar. Lytton ya mostró en 1966 que los gemelos reciben menos atención individual de la madre. Las madres de gemelos hablan menos a sus bebés, debido al cansancio y sobrecarga. En los trillizos esto aún es más, debido a la intensa tarea educativa. Pero las madres para los múltiples no son menos importantes. Savic, 1980, mostró que los gemelos de 2 a 3 años preferirían la atención de su madre por encima de la de su hermano gemelo. Solo cuando la madre no estaba disponible, se conformaban con la atención del gemelo.
Los gemelos son, el uno para el otro, personas de apego. Es a partir de los 3 años, al final de la fase de la separación-individuación, cuando los gemelos empiezan a mostrar interés el uno para el otro y la cantidad de interacciones entre ellos aumenta. Es la fase en la que su mutua compañía cobra gran importancia.

LAS CUATRO CARACTERÍSTICAS DEL APEGO EN LA RELACIÓN GEMELAR

1. CERCANIA
Helen Koch ya constató en 1966 que a los gemelos les gusta estar juntos. Ella hizo un estudio comparativo entre gemelos y niños de parto simple, de 5 a 7 años. Mientras los hermanos de distintos partos estaban más felices sin la compañía del hermano, los gemelos lo eran más en compañía. Dr. Nancy Segal, en una investigación sobre gemelos de 5 años, descubrió que éstos, estando juntos en clase, se sentían mejor y más felices que separados. La cercanía del co-twin les daba seguridad.
Esto sigue siendo así para los gemelos adultos. Los monozigóticos muchas veces viven no muy lejos el uno del otro y conviven más juntos que los dizigóticos. Y los gemelos, tanto monozigóticos como dizigóticos, tienen más contacto entre ellos y viven más cerca del uno del otro que los hermanos y hermanas de distintos partos.

2. EL MIEDO A LA SEPARACIÓN
Es sabido que cuando uno de los gemelos fallece, el otro sufre mucho estrés, incluso mayor a que cuando la pareja se muere. En la investigación de Joan Woodward un 81% dice que la muerte del co-twin significa un verdadero trauma. Y de los gemelos de corta edad sabemos que lloran cuando no ven al hermano gemelo. Los padres de gemelos muchas veces me cuentan que cuando salen con solo uno de los dos, el otro (o ambos) no está bien hasta que se vean de nuevo. No dejan de preguntar el uno por el otro. Esto sobre todo se da en los múltiples de corta edad.

3. UN PUERTO SEGURO
Los gemelos encuentran apoyo en el otro. Dos testimonios: “Cuando nuestro padre nos gritaba, nos aislamos en nuestra habitación. Estando juntos nos calmábamos”.
“Cuando algo me preocupa, no hay nadie que sepa darme un buen consejo como mi hermana gemela. Me dice justo lo que necesito en aquellos momentos. Y yo le hago lo mismo para ella. Nos apoyamos maravillosamente".

4. UNA BASE DE APOYO
La investigadora Sandbank descubrió que los gemelos tienden menos a tener un objeto de consuelo como un peluche. Esto es así porque lo son el uno para el otro. Koch también afirmaba que los gemelos en situaciones sociales muestran menos miedo estando juntos.

LAS PREGUNTAS CRUCIALES EN LA INVESTIGACIÓN DE TANCREDY Y FRALEY:
Sus preguntas eran éstas:
1. Los gemelos son personas de apego el uno para el otro ¿más que los hermanos de partos distintos?
2. ¿En qué punto de la jerarquía del apego se encuentran los hermanos en ambos grupos (el grupo de los gemelos y el de los hermanos no gemelos)?
3. ¿Qué factores psicológicos contribuyen a que se produzca una relación de apego entre los hermanos y los gemelos?


CONCLUSIONES
Loso grupos estudiados contestaron varias encuestas. A base de ello los investigadores concluyeron lo siguiente:

1. Los gemelos viven el uno al otro como una persona de apego. A la edad adulta consideran a los padres menos como personas de apego que el grupo de los hermanos de parto sencillo. Consideran al co-twin como la persona más importante de apego, mientras los hermanos de diferentes partos se dirigen más hacia sus padres en tiempos difíciles.
2. Para los gemelos las parejas, sus hermanos gemelos y los amigos están en una posición alta en la escala de jerarquía del apego. En el grupo de los hermanos de parto simple, los hermanos y las hermanas ocupan una posición baja en esta jerarquía. A medida que crecemos, la pareja sentimental cobra importancia y se hace una persona de apego. Disminuye la importancia y ese rol de los padres. Pero en el grupo de los hermanos de distinto parto el apego con los hermanos disminuye, mientras en el grupo de los gemelos éste crece. En cuanto a la pareja, su importancia es más grande en el grupo de los hermanos de parto simple que en el grupo de gemelos. Hay un apego, indudablemente, pero éste es algo menor debido al vínculo con el gemelo.
3. Hay factores que refuerzan el apego, como por ejemplo una educación paterna que estimula el contacto entre los hijos, el compartir intereses y hobbies, tener mutua compenetración (tener empatía con el hermano) o la elección de vocaciones similares. Los genes también juegan un papel. Los monozigóticos que comparten el 100% de sus genes, tienen un vínculo más fuerte que los dizigóticos. Pero el vínculo entre los gemelos, tanto los monozigóticos como los dizigóticos, es más fuerte entre ellos que entre los hermanos de parto distinto. Esto es así porque los gemelos comparten la vida prenatal y crecen juntos estando en su mutua compañía. También los hermanos y las hermanas que se parecen mucho y que se parecen genéticamente más, tienen un vínculo más fuerte. Esto explica por qué con un hermano el vínculo es más íntimo que con otro.

Los gemelos de más edad se apoyan más el uno en el otro que los gemelos de menos edad. Para ellos esa relación se hace más importante con el tiempo, mientras el lazo entre los los hermanos y las hermanas de parto sencillo decrece con el tiempo. En ello la diferencia de edad no importa, pero sí tener los mismos hobbies y sentir empatía el uno para el otro.

La conclusión no deja lugar a dudas: los gemelos adultos son una persona de apego el uno para el otro y recurren menos a sus padres en tiempos difíciles que los hijos de parto único. Dentro de los diferentes grupos de gemelos (idénticos, no idénticos, de mismo sexo o sexo distinto), los monozigóticos tienen el apego más fuerte. Tener los mismos genes aumenta la empatía que a su vez refuerza el vínculo. Nos sentimos más atraídos hacia aquellas personas que genéticamente nos parecen más.
Esta investigación es importante porque demuestra que los colegios deben tener en cuenta la relación gemelar y sus características, como su necesidad de estar juntos. El proceso del apego ya empieza a edades muy tempranas, incluso antes de nacer.

Coks Feenstra, marzo 2019
‘The Nature of Adult Twin Relationships: an Attachment Theoretical Perspective’. C. Tancredy, C. Fraley. Journal of personality and social psychology, 2006, Vol. 90, no 1, 78-93



[ mas artículos sobre Gemelos y trillizos ]

BabyBjörn
Coks Feenstra - Psicóloga Infantil

design by Gissel Enriquez - development by Jeronimo Design